Menu
Guía de conversación para la reapertura de las iglesias
Guía de conversación para la reapertura de las iglesias

Tenga en cuenta que esta guía de conversación ofrece sugerencias y de ninguna manera debe reemplazar las pautas de los funcionarios gubernamentales y los profesionales de la salud. Cada iglesia local es autónoma y, por lo tanto, debe tomar sus propias decisiones sobre cómo avanzar para ser la iglesia, honrar a las autoridades terrenales y amar a sus vecinos.

Preparación para reabrir los campuses

Una carta de nuestro director ejecutivo

Iglesias Adaptadas Y Movilizadas:

Los pastores, líderes e iglesias de SBC de Virginia se han adaptado rápidamente y movilizado poderosamente la influencia del Evangelio en respuesta a la crisis de COVID-19. Los pastores han proclamado el Evangelio a miles a través de plataformas en línea, mientras que algunos han desarrollado servicios de adoración al paso (drive -in). Las iglesias se han movilizado para ministrar a las comunidades y han bendecido a otros a través de donaciones de sangre, comidas gratuitas y actos de bondad al azar. Hemos narrado muchas de estas historias a través de nuestras entrevistas “No estamos solos.”

Las Iglesias Puden Preparar:

Las conversaciones alrededor de la Mancomunidad ahora están comenzando a centrarse en el aspecto que debería tener la “reapertura” de los edificios y campuses de la iglesia. Los funcionarios federales han emitido su orientación sobre las fases sugeridas para la reapertura. Parece que las autoridades estatales y locales determinarán cada una de las reaperturas en nuestras comunidades. Todos nos preguntamos cuándo cambiarán las órdenes de “quedarse en casa” y qué “fases” atravesaremos en la reapertura. La reapertura probablemente seguirá un enfoque de “introducción gradual” con pautas que se ajustan con el tiempo.

Una guía práctica para conversar:

Hemos compilado “una guía práctica de conversación” para apoyar y ayudar a su iglesia local. También buscaremos ofrecer foros y fomentar la comunicación entre los pastores y líderes de la iglesia de SBC of Virginia a medida que desarrolle su estrategia de reapertura. Para empezar, también hemos incluido algunos ejemplos de planes de reapertura. A medida que su iglesia desarrolla su plan de reapertura, le pedimos que envíe una copia por correo electrónico a SBC of Virginia a NotAlone@sbcv.org para que podamos agregarlo a un catálogo de planes de muestra para que otros pastores e iglesias lo consulten. Nuestro equipo trabajará para fortalecer iglesias y conectar iglesias con las mejores prácticas.

El Señor ha hecho y está haciendo un trabajo asombroso a través de su iglesia. Se están salvando almas y se están cambiando vidas, ¡en medio de una pandemia! Gracias por su colaboración en el Evangelio. ¡No estas solo!

Tu hermano en cristo
Brian Autry

Un Iniciador de Conversación, No Un Documento Definitivo

Por favor permita que esta guía apoye y ayude a su iglesia o ministerio. Su objetivo es iniciar conversaciones sobre cómo reabrir las instalaciones después de que las autoridades federales, estatales y locales hayan brindado la oportunidad de hacerlo. No está destinado a ser un documento definitivo. Por supuesto, todas las iglesias de SBC of Virginia son autónomas y son libres de elegir por sí mismas las mejores decisiones basadas en el deseo de la congregación local y el contexto de su comunidad.

Transicionando a reuniones en persona

Este recurso cubre el tiempo transcurrido entre la era de los servicios al paso y la era de servicios solo en línea, hasta que los servicios de adoración pueden realizarse libremente, según lo definido por las autoridades locales. En otras palabras, esta guía tiene en cuenta que este es un proceso continuo y que cualquier reapertura puede hacerse lentamente, durante muchos meses.

Palabras Claves en la Reapertura

Para reabrir de manera efectiva, tres palabras se destacan: bíblica, gradual y segura.


Bíblica:

Las iglesias deben esforzarse por mantener una expresión bíblica de la adoración del Nuevo Testamento: no se trata de si una congregación debe reunirse o no, sino de cómo lo harán en el mejor interés de la salud pública y el testimonio de su comunidad.

Introducción gradual:

Los líderes de la Iglesia deben comprometerse a hacer que cada servicio sea lo mejor posible mientras se someten a principios de sabiduría. La integración gradual no solo ayudará a evitar a las iglesias reunirse demasiado pronto, sino que no mantendrá a su iglesia en esta era de servicio solo en línea durante más tiempo del necesario, sin acelerar el proceso.

Seguro:

Reconozca la posibilidad de que las reuniones en persona se verán diferentes. Por el bien de la salud y la vida, considere que cada reunión debe tener una capacidad reducida. Esta área influirá en cómo se celebra el culto de fin de semana, el ministerio de niños y estudiantes , y los grupos pequeños.

¿Qué deberían estar hacienda nuestros líderes?

Reúnase en oración con su equipo de liderazgo para navegar en este momento de transición. Evalúe cómo esta crisis puede continuar impactando a su comunidad. Reúna a su equipo de liderazgo en torno a la misión de la iglesia. Enfoca a todos en una misión que exprese quién eres como iglesia. Considerar:

  1. Comunicación:: Su iglesia y comunidad apreciarán escuchar los pasos que está tomando para mantener condiciones limpias y seguras en el campus y un futuro ministerio relevante.
  2. Evaluar: Durante este tiempo, ha tenido que aprender, volver a aprender y desaprender diferentes cosas como resultado de las restricciones. Muchos pastores informan que Dios está usando este tiempo para causar un pensamiento más creativo sobre sus ministerios. Haga una lista de actividades que se mantendrán mientras regresa a su reunión pública. Haga preguntas como:
    • ¿Qué nos ha funcionado bien durante este tiempo?
    • ¿Cómo podemos continuar mejorando este procedimiento para mejorar nuestra comunicación?
    • ¿Qué debemos dejar de hacer?
  3. Líderes en desarrollo: Continúe usando los recursos en línea para discipular el liderazgo para ayudar en la transición y el ministerio después de la reapertura.
  4. Cambio en las responsabilidades: Considere los cambios necesarios en las responsabilidades del personal de la iglesia para abordar las nuevas necesidades del ministerio.
  5. Actualizaciones de documentos de gobierno: Revise sus documentos de gobierno y asegúrese de que estén en orden para que pueda hacer negocios en línea.
¿Cómo podemos saber si estamos haciendo lo correcto?
  1. Considere las autoridades locales: Comparta ideas o planes con las autoridades con anticipación, solicite su opinión y permita que lo ayuden a comprender mejor las pautas locales y estatales cambiantes.
  2. Evite decisiones unilaterales: Proverbios menciona una y otra vez la sabiduría está en la multitud de consejeros. Esta es una temporada para aprender a hacer el trabajo de lo que es útil para su congregación, lo que unifica el liderazgo de su iglesia y lo que alienta a su comunidad.
  3. Coopere local y nacionalmente: Comprenda el estado de su comunidad local y cómo COVID-19 la ha afectado. Si las empresas no pueden abrir o están severamente restringidas, es posible que no desee celebrar un tipo de reunión de culto anterior a COVID hasta que se levanten las restricciones.
Prueba piloto en persona

Pruebe todo lo que hace antes de anunciarlo. Esto permite a los líderes de la iglesia obtener valiosos comentarios, aprender cómo responderán las personas y resolver las mejores prácticas al invitar a personas de confianza a experimentar el servicio de adoración. El concepto se aplica también a grupos pequeños.

Lista para la Prueba Piloto:

  1. Haga lo que es legal y esté en la misma página con las autoridades locales y nacionales para volver a congregarse.
  2. Siga las pautas de distanciamiento social actualizadas (pautas de los CDC).
  3. Comience a construir sus equipos de prueba ahora mismo en preparación para cuando las autoridades locales lo permitan.
  4. Elija familias saludables y confiables que representen a un amplio grupo demográfico para considerar incluso a las personas con talento para ayudar con diversos aspectos de la adoración corporativa.
  5. Invite a 5-10 personas menos que el tamaño de reunión máximo permitido, permitiendo invitados inesperados a su servicio.
  6. Intente ejecutar absolutamente todo lo que espera hacer, dando el máximo valor a su prueba piloto.
  7. Comunique sus planes de prueba a la congregación.
  8. Haga pruebas de salud de todos los asistentes y voluntarios. Un servicio de prueba piloto es una gran oportunidad para ver qué es útil y posible. Por ejemplo, si el tamaño de los grupos está limitado a 50, ¿es práctico pedir que todos los asistentes sean evaluados antes de ingresar?
  9. Aprenda todo lo que pueda de los asistentes. Permítales elegir no hacer algo u ofrecer una mejor solución en el acto.
  10. Haga una reunión de seguimiento de Zoom con su grupo de prueba piloto y aprenda lo que necesita saber de ellos.
¿Cuáles son algunos métodos de reapertura?
  1. Iglesia al paso (drive in): Este es el método más seguro para volver a abrir. Aprenda los pro, los contra, y las mejores practices de la iglesia al paso.
  2. Regístrese en los servicios de adoración: esto limitará la cantidad de servicios de adoración en vivo. En otras palabras, las autoridades puede que limiten la capacidad de personas por servicio. Solicite a los fieles e invitados que se registren para un servicio en vivo por mes o cada dos semanas (por un tiempo). Si es necesario, puede que se turnen entre asistir a los servicios de adoración en línea y asistir en persona durante este tiempo intermedio. No olvide de registrar menos personas (para cada servicio de adoración) que el máximo permitido para así dejar espacio para invitados
  3. Múltiples reuniones durante la semana: una iglesia divide el número de asistentes por el número máximo de personas legalmente permitidas y ofrece esa cantidad de servicios de adoración en vivo. Ejemplo: 150 asistentes regulares combinados con una temporada de 50 como máximo reunidos significaría que una iglesia podría ofrecer 3-4 servicios en vivo. Registre menos personas de la capacidad legal para permitir invitados.
  4. Utilice múltiples métodos: la mayoría de las iglesias deberían tomar esta opción. Lo que la iglesia perdió en COVID fue la capacidad de reunirse en persona, pero ganó un renovado énfasis evangelístico. Es sabio nutrir ambos aspectos. Este enfoque muestra sabiduría para las personas en riesgo.
  5. Servicios solo para adultos: este método le pide a los padres que alternen la asistencia a la adoración (lo que naturalmente reduce la asistencia ya que uno de los padres se queda en casa con los niños) y evita la necesidad de determinar los métodos de ministerio de los niños hasta que sea más claro.
  6. Los grupos pequeños en vivo y el culto corporativo en línea: las iglesias pequeñas y medianas pueden decidir que se realicen pequeños grupos legalmente apropiados o estudios bíblicos en el campus. Continúan los servicios de adoración en línea. Los grupos de casas son una opción, pero los líderes no tendrían forma de garantizar una limpieza adecuada.
  7. Solo en línea hasta que esté 100% despejado: adopte este enfoque si se encuentra en un área de alto riesgo, si su comunidad aún está en gran medida cerrada o si las autoridades gubernamentales locales le han pedido que lo haga.
¿Cuáles son las mejores practices para la seguridad de la salud?
  1. Profesionales Médicos: Trabaje con profesionales médicos o personal del departamento de salud del condado para desarrollar las mejores prácticas relacionadas con la salud de sus invitados. Determine las personas específicas que supervisarán y vigilarán los protocolos básicos de salud durante los próximos 2 a 6 meses.
  2. Distancia social adecuada: si el estándar es de 6 pies (2 Metros), siga estos lineamientos en la distancia entre sus sillas.
  3. Pruebas de salud de voluntarios: solicite a los líderes y voluntarios de su equipo que hagan pruebas de su estado de salud antes de servir. Consiga un buen formulario de evaluación. Deje en claro que aquellos que pueden verse afectados por COVID-19 están sirviendo mejor a la congregación al quedarse en casa.
  4. Limpiar y limpiar nuevamente: haga lo que sea necesario para garantizar un edificio limpio. Deben implementarse protocolos para reducir la propagación del virus en el campus. Considere contratar una empresa de limpieza o proporcione listas de verificación detalladas que deben realizarse antes de celebrar reuniones en persona y reclutar voluntarios o personal de la iglesia.
  5. Proporcione protección COVID-19: Ofrezca máscaras, guantes y estaciones de desinfección de manos en todo el edificio y en las salidas y entradas. Implemente equipos de limpieza mientras los servicios están en progreso, así como antes y después de las reuniones. Asegúrese de comprar suficientes suministros antes de reabrir.
  6. Pruebas de salud de asistentes: Implemente los niveles más altos de seguridad de la salud. Puede o no ser apropiado evaluar a todos los que ingresan a su edificio, pero debe considerarse.
  7. Fomentar la sabiduría en los grupos en riesgo: abogar por decisiones sabias y paciencia para aquellos que están en riesgo y pueden dudar en reunirse por otras razones de salud.
  8. Desaliente el contacto personal: puede ser aconsejable suspender los momentos de encuentro y saludo en la adoración o ser creativo mientras mantiene el distanciamiento social (Idea: obtenga buenos carteles impresos con lemas de bienvenida para que los de hospitalidad los sostengan).
  9. Preguntas por hacerse:
    • ¿Hay profesionales médicos o personal del departamento de salud del condado con el que pueda trabajar para ayudar a desarrollar las mejores prácticas relacionadas con la salud de sus invitados?
    • ¿Quién supervisará que se sigan los protocolos en el campus? Más específicamente, ¿quién trabajará bajo la autoridad del pastor / ancianos para vigilar los protocolos básicos de salud durante los próximos 2-6 meses?
    • ¿Qué protocolos de limpieza continuos (diarios, semanales, mensuales) deben desarrollarse antes de reunirse en persona?
¿Cómo haremos nuestros servicios en persona y en línea?
  1. Todo en vivo: Comparta en vivo toda reunión que produzca. Esta es una buena opción para iglesias con equipos adecuados y personas con experiencia. Las iglesias pueden reproducir cualquiera de sus servicios cuando lo deseen.
  2. En vivo y grabado: Si tiene múltiples servicios en vivo, grabe el primer servicio y reprodúzcalo durante todo el fin de semana en un horario predeterminado. Esta es una buena opción para las iglesias que tienen un amplio equipo pero que son limitadas en personas.
  3. Separe los servicios en vivo y de transmisión: grabe un servicio durante la semana. Vuelva a transmitir ese servicio en un horario predeterminado y anunciado durante el fin de semana. Los servicios en vivo se realizarán por separado y no se transmitirán por Internet. Esta opción es buena para las iglesias con equipos limitados y donde la misma persona produce el contenido y ejecuta la tecnología necesaria para el servicio.
¿Qué opciones hay para ministerios prescolares, de niños y de estudiantes?
  1. Continúe solamente en línea: Limitar los servicios de adoración a toda la familia, mientras se ministra a los niños en línea durante la semana. Este enfoque limita los problemas de salud de los niños y permite que los padres o tutores los supervisen.
  2. Ofertas limitadas: Algunas iglesias pueden proporcionar un ministerio preescolar limitado y altamente controlado durante el servicio de adoración. Esta opción permite a los preescolares asistir a clases en persona mientras los padres están en la adoración corporativa. Lo mismo puede aplicarse a los niños y estudiantes de estudio bíblico en persona según la edad. O pueden optar por asistir con sus padres.
  3. Ofrecer un ministerio correspondiente a los horarios escolares: siga el flujo y el protocolo de su sistema público escolar. Una ventaja aquí es que una iglesia tendrá acceso a maestros y funcionarios escolares para aprender las mejores prácticas. Además, la comunidad en general ya estará cómoda y familiarizada con estas decisiones.
  4. Ofrecer ministerios normales, adaptados al distanciamiento social: esta podría ser una opción para el futuro. Los ministerios regulares de preescolar, niños y estudiantes podrían comenzar gradualmente de acuerdo con los números de asamblea aprobados. Esta es una buena opción si cumple con las normas gubernamentales y se ha preparado para el más alto nivel de seguridad de la salud.
¿Qué del discipulado y de los estudios bíblicos?
  1. Los grupos pueden ser una forma segura de volver a congregarnos: Los grupos podrían ser una estrategia de reunión segura: este es un buen enfoque a corto plazo para evitar tensiones al proporcionar una experiencia de adoración corporativa segura. En el reverso de este método, asegúrese de incluir grupos digitales en su estrategia de discipulado.
  2. Los grupos pueden ayudarlo a mantener un pulso sobre la salud de los voluntarios: los grupos bien seleccionados podrían proporcionar un mejor grupo de servicio cuando surja la oportunidad de reabrir un campus en cualquier nivel.
  3. Considere la seguridad de la salud grupal: los grupos en el campus proporcionan un estándar unificado de limpieza en comparación con los grupos que se reúnen en los hogares. Reunirse en el campus le permite a su iglesia controlar la limpieza y la seguridad de la salud del espacio para reuniones.
  4. Comience nuevos grupos: los grupos de la escuela dominical pueden crecer. Si tiene espacio, considere comenzar otra hora de escuela dominical, o comenzar nuevos grupos, para ayudar a las personas a dispersarse.
¿Cómo encaramos el alcance a otros?
  1. Trate con lo obvio: deje que los problemas locales le ayuden a guiar su esfuerzo de alcanzar su comunidad con el Evangelio. Cosas como trabajos, equipo de protección (máscaras), entrenamientos financieros y comida son buenos puntos de partida.
  2. Conecte sus ofertas en línea con las necesidades del mundo real: conecte el alcance con su estrategia de ministerio. Invita a todos a tu servicio en línea.
  3. Dé rienda suelta a equipos más pequeños, seleccionados y bien entrenados: si se toma la decisión de hacer misiones locales, comience con voluntarios de confianza. Siempre puede ampliar la oportunidad a otros después de que el liderazgo de la iglesia tenga un mejor control de lo que debe hacerse.
¿Qué ajustes deberíamos estar preparados para hacer?
  1. La Cena del Señor y el bautismo: Considere el uso de jugo y galletas envasado y coloquelos en estaciones ubicadas alrededor de la sala donde los miembros puedan recogerlos en su camino al servicio. Pídale a su equipo de liderazgo que analice otras opciones para continuar llevando a cabo el bautismo de los creyentes.
  2. Actividades estudiantiles de verano: ¿Debería cancelar o retrasar los campamentos y VBS hasta más adelante este verano? Hay alternativas, como retrasar VBS hasta agosto y usarlo como un gran evento de regreso a la escuela. Otras iglesias están utilizando los materiales en los clubes bíblicos del patio trasero, que permiten grupos más pequeños. LifeWay publicó recursos sobre este mismo tema. Visite https://vbs.lifeway.com/tag/coronavirus/ para obtener más información.
  3. Eventos especiales: ¿Deberíamos organizar bodas, funerales, avivamientos, dramas, programas infantiles / coros y espadeo bíblicos? Considere cuáles continuarán y cuáles deben posponerse hasta que se indique “todo normal”.
  4. Estaciones de café: las estaciones de café y las experiencias de cafetería pueden no ser factibles en este momento. Coloque las mesas y sillas de café en un lugar de almacenamiento para que las personas no se aglomeren a corta distancia.
  5. Disminución del número de voluntarios: planifique y ajuste a la posibilidad de que algunos voluntarios mayores o en riesgo y familias con niños pequeños puedan estar nerviosos por regresar hasta que una vacuna u otro tratamiento esté disponible.
  6. Ajuste Financiero: desarrolle un plan para reducir los gastos si las ofrendas de su iglesia no se recuperan, o se mantienen estables, debido al aumento del desempleo en los miembros. Preguntas financieras para hacer:
    • ¿Pueden proyectar tendencias a largo plazo en las ofrendas? ¿Cuál es el impacto final de estas tendencias en las ofrendas?
    • Los esfuerzos de limpieza y contacto serán un gasto continuo que probablemente esté más allá de los presupuestos de gastos actuales. ¿Cómo van a financiar estos recursos necesarios (donaciones de artículos de limpieza, ajustes financieros, etc.)?
    • ¿Qué nuevas oportunidades de ministerio ha identificado y cuáles son los costos asociados?
    • ¿Ha guiado a la iglesia a considerar a los misioneros apoyados a través del Programa Cooperativo, Vision Virginia, la Ofrenda de Lottie Moon para Misiones Internacionales, la Ofrenda de Annie Armstrong para Misiones de América del Norte y otros? Estas son personas reales llamadas por Dios y enviadas por su iglesia para ministrar en lugares difíciles. Confían en usted y su iglesia para sostener la cuerda incluso en tiempos difíciles.
    • ¿Qué cosas creativas estás haciendo para ayudar a los miembros de la iglesia que han perdido sus trabajos?
Lista de Verificación para la Reapertura
  1. Verifique con los municipios locales y los funcionarios gubernamentales sobre la legalidad de la reapertura de la iglesia.
  2. Desarrolle un plan de respuesta para los asistentes que hayan contraído COVID-19 después de asistir a un servicio de adoración. Además, desarrolle un plan de respuesta para aquellos que se presentan con síntomas de enfermedad.
  3. Considere contratar a las fuerzas del orden locales para ayudar a implementar estándares apropiados y mantener el distanciamiento social.
  4. Pruebe cualquier asamblea con miembros confiables de la iglesia antes de ofrecerla al público.
  5. Determine los posibles patrones de tráfico donde COVID-19 podría pasarse fácilmente a otros. Considere proporcionar un flujo de tráfico unidireccional para los peatones.
  6. Distanciamiento social: configure sus centros de adoración para cumplir con los estándares actuales y desarrolle una estrategia de entrada o salida para los servicios de adoración que cumplan con los requisitos.
  7. Limpie de manera profesional y completa todo el campus de su iglesia según los estándares de la CDC.
  8. Lave las alfombras y limpie los pisos. Desinfecte los asientos de culto, las manijas de las puertas, los interruptores de luz y cualquier otra cosa que usualmente toque la mano.
  9. Baños: elija comunicar que los baños estarán cerrados o desarrolle un plan para limpiezas múltiples antes, entre y después de los servicios.
  10. Desinfecte el equipo de adoración: pianos, micrófonos, baquetas, estaciones de monitoreo en el oído y podios. Retire las Biblias impresas y todo el material impreso de los bancos o las sillas de la iglesia.
  1. Quite los artículos no esenciales del ministerio de niños. Si bien el ministerio de niños estará entre los últimos ministerios que se volverán a abrir, mantenga las habitaciones lo más limpias posible. Considere cerrar estas habitaciones. Prepare voluntarios para limpiar a fondo después de cada grupo que los usó.
  2. Implemente las donaciones automáticas, coloque un cuadro en la parte posterior o resalte las donaciones en línea. Evita pasar el plato de ofrendas.
  3. Desarrolle señalización pidiendo a los asistentes que se abstengan de contacto físico.
  4. Determine qué voluntarios deben usar guantes y máscaras. ¿Deben todos los asistentes recibir guantes y máscaras?
  5. Proporcione múltiples estaciones de desinfección de manos dentro y fuera del edificio.
  6. Desarrolle un plan para las personas en riesgo (personas mayores y con problemas médicos) que deciden asistir a un servicio de adoración.
  7. Comunique a todos los asistentes las expectativas de limpieza y salud. Comunique que se reserva el derecho de negar que alguien pueda asistir al servicio.
  8. Considere hacer un video para compartir con su iglesia diciéndoles qué esperar su primer domingo en el edificio. El video debe describir el flujo del tráfico, las pautas de los asientos, las expectativas de los niños y los preescolares, etc. Piense en términos de comunicar en exceso las precauciones que está tomando como iglesia.
  9. Mueva todos los materiales impresos a digital (es decir, boletines de adoración).
  10. Desarrolle un plan digital para recopilar información sobre los invitados y las decisiones espirituales.

CDC’s main COVID-19 Web page:

CDC Guidelines

Virginia Department of Health COVID-19 Web page:

Virginia State Guidelines

Virginia Governor’s COVID-19 Web page:

VA Governor Guidelines

Tenga en cuenta que esta guía de conversación ofrece sugerencias y de ninguna manera debe reemplazar las pautas de los funcionarios gubernamentales y los profesionales de la salud. Cada iglesia local es autónoma y, por lo tanto, debe tomar sus propias decisiones sobre cómo avanzar para ser la iglesia, honrar a las autoridades terrenales y amar a sus vecinos.

Planes de ejemplo de la iglesia


Algunas iglesias de SBC of Virginia han desarrollado planes de reapertura y nos permiten compartirlos con ustedes para obtener ideas. A medida que su iglesia desarrolla su plan de reapertura, le pedimos que envíe una copia por correo electrónico a SBC of Virginia a NotAlone@sbcv.org para que podamos agregarlo a un catálogo de planes de muestra para que otros pastores e iglesias lo consulten. Nuestro equipo trabajará para fortalecer iglesias y conectar iglesias con las mejores prácticas.

Las fases y la terminología en los planes de muestra son ejemplos y se dan como iniciadores de conversación.

Encuentre planes de ejemplo

Comentarios Adicionales y Créditos

Gracias por dar a través del Programa Cooperativo

Este recurso se proporciona gracias a la generosidad y constancia de las ofrendas de las iglesias de SBC de Virginia a través del Programa Cooperativo.

Contribuciones

Recursos compilados por el personal de la Convención Bautista del Sur de Virginia con contribuciones de:

  • Ken Braddy, director de la escuela dominical de LifeWay, gerente de los estudios bíblicos en curso para adultos y entrenadores de adultos de LifeWay Christian Resource
  • Convención de los Bautistas del Sur de Texas
  • Convención Bautista de Missouri
  • Convención Bautista de Florida
  • Convención Estatal Bautista de Carolina del Norte
  • Junta de la Misión Bautista de Tennessee

Contribuciones a los ejemplos de Planes de la iglesia de:

  • Adam Blosser, pastor principal de la Iglesia Bautista Goshen
  • Dan Cook, pastor ejecutivo principal de la Iglesia Bautista Spotswood

Por favor considere enviar el plan de reapertura de su ministerio a notalone@sbcv.org. Nos gustaría compilar estos planes para hacerlos accesibles como un recurso para las iglesias de la SBC de Virginia. ¡Gracias!


Este recurso solo debe considerarse como un iniciador de conversación, no un documento definitivo. Será un recurso en evolución a medida que cambien las directivas de los funcionarios estatales y locales y las realidades de salud cambien en todo Virginia.


Stay In Touch! A monthly email from us
Your browser is out of date.
While your browser is out of date the SBCV website will not appear as intended. Some information may not be available to you. Please upgrade your internet explorer version to 9 or above.